Volver

Testimonio de una paciente | "Un milagro de Dios"

2015-08-14

Lucia Torre, una señora muy humilde de 71 años, nos recibe en su casa con una sonrisa para contarnos su experiencia con la Clínica Oftalmológica Divino Niños Jesús. Es así como nos comienza a relatar que ella ya tenía mucho tiempo con molestias en el ojo derecho, picazón, ardor y que poco a poco se le fue oscureciendo la visión de ese ojo.

 

Ella y su familia pensaron que se trataba de un problema que se solucionaría con unos lentes de medida, pero no fue así, ya que al pasar el tiempo Lucia se daba cuenta que los lentes no la ayudaban a mejorar la visión y no acudió a un médico hasta que un día cuando estaba de camino a visitar a su hija para llevarle el almuerzo a su trabajo, se tropezó y cayó golpeándose fuertemente varias partes de su cuerpo, esta caída se debió a que no vio un bache en la vereda y no lo pudo evadir.

 

Desde aquella vez, la familia de Lucia opto por no permitirle que saliera de casa sola, no dejarla cocinar, ya casi no podía tejer y ella al darse cuenta que su problema de visión la estaba limitando en muchos aspectos se sentía triste y deprimida.  

 

Un día estando sentada fuera de mi casa un vecino me pregunto: “¿Que tienes? ¿Por qué estas así mirando esos lentes con cara de pena?” y yo le dije: “Estoy perdiendo mi vista vecino, ya casi no veo nada”.

 

Fue entonces que su vecino le conto sobre la Clínica Oftalmológica Divino Niño Jesús y le dijo que fuera a atenderse, que había muy buenos médicos y que ayudaban a las personas con pocos recursos.  Lucia decidió ir sola a la Clínica y por casualidades de la vida cuando estaba en el módulo de informes contando sobre su caso, el Dr. Gonzales se encontraba cerca y escucho su problema, empezaron a conversar y fue así como Lucia fue derivada al programa CLUSTER de prevención de Ceguera y atendida amablemente por las señoritas de Consejería, quienes la orientaron en todo el proceso  a seguir para ser evaluada por el médico, quien le diagnostico catarata en el ojo derecho.

 

“En realidad yo creo que fue un milagro que justo estuviera cerca el Doctor para que me escuchara, Bendito sea el señor.” Son las palabras que tiene Lucia para expresar la coincidencia de su encuentro con el Dr. Gonzales. 

 

Días después, tras haberle realizado los exámenes pre-operatorios correspondientes, y acompañada de su sobrina Flor de Maria Salvatierra de 28 años, le dieron a Lucia su fecha de operación. Y es  así  como el 30 de mayo de 2015 operaron a Lucia de Catarata en el ojo derecho realizándole una capsulotomia circular.  Su cirugía fue todo un éxito porque ese mismo día ya podía ver muy bien.

 

“Yo agradezco a Dios que es tan poderoso, que los puso en mi camino. Yo no pensaba volver a ver tan pronto. El Dr. tiene la mano de Dios y  el personal es muy bueno, te tratan con cariño, sentí como si fueran mi familia”. 

 

Nos dice Lucia al recordar toda su experiencia en Divino Niño, mientras nos cuenta que ahora está muy contenta pues ha vuelto a ser de utilidad en su casa y a hacer todas las actividades que hacía antes de empezar a perder su visión, como por ejemplo cocinar para su hija, ayudar a su nieta a cuidar a su bisnieta y tejerles prendas abrigadoras, uno de los pasatiempos que más le gusta.

 

Cuando le preguntamos a Flor de María, la nieta de Lucía, cuál es su opinión con respecto a la atención que recibió su abuela en Divino Niño, ella nos dijo:

 

“Nos atendieron muy bien desde que llegamos, yo que no sabía nada de cómo iba ser todo esto de la operación, me di con la sorpresa de que te orientan en todo, no te dejan con ninguna duda y son amables y cariñosas, agradezco mucho lo que la clínica ha hecho por mi mamá Lucia”

 

 

Galería de Fotos

Escribe un comentario